Entrevista a Luis Moya

Tyrol

Administrador
Miembro del equipo
En el inicio de una nueva temporada del Volkswagen Driving Experience, Luis Moya, embajador de la marca, nos acerca las novedades de la Escuela de Conducción y hace una valoración de todo el camino recorrido hasta hoy, formando a más de 24.000 personas en seguridad vial.

Actualmente, el bicampeón del mundo de Rallyes, está colaborando con la DGT en una mesa de trabajo para seguir reduciendo la siniestralidad en nuestras carreteras con nuevas y efectivas medidas. Volkswagen Driving Experience comenzó su calendario 2021 en el circuito del Jarama y visitará el Circuit de Barcelona-Cataluña, el 9 de julio.

imagen-luis-moya.jpg

Luis, Volkswagen Driving Experience está cerca de cumplir dos décadas impartiendo cursos de conducción, y en la mitad de este largo trayecto tú has sido una parte fundamental. ¿Cómo valoras este recorrido?

Tremendamente positivo. Como bien dices, estamos a punto de cumplir dos décadas y, en mi caso, llevo con Volkswagen desde 2013. La verdad, nos produce una enorme satisfacción. Ha pasado mucha gente, más de 24.000 personas, y como yo les digo cuando vienen: “esto es más divertido que estar en la oficina delante de un ordenador“. Todos los cursos se imparten en un circuito con instructores profesionales, y lo que más satisfacción nos produce es ver cómo hay personas que repiten.

Es emocionante cuándo nuestros clientes nos cuentan que han salvado situaciones de riesgo gracias a lo que han aprendido con nosotros. Sabemos que evitamos accidentes. Yo le doy una importancia tremenda a la formación porque no tengo ninguna duda que formando a la gente, mejoramos la seguridad vial.

Actualmente, estás colaborando con la DGT en una mesa de trabajo, ya que el nuevo proyecto de ley recoge la realización de cursos de conducción como forma de recuperar puntos del carnet. ¿Cómo valoras esta decisión por parte de Tráfico?

Es un paso magnífico por parte de la DGT, que esté reconociendo la labor de las marcas en la formación de los conductores. De momento, hemos tenido una primera reunión. Se quiere hacer hincapié en que estos cursos de conducción devuelvan puntos del carnet.

Es una idea extraordinaria, y la actitud de la subdirectora general de formación vial, María José Aparicio, es muy buena, con muchas ganas de ayudar y de cambiar cosas. Hace poco se publicó un estudio que situaba a España como el cuarto país con menos siniestralidad de Europa. Cada día lo hacemos mejor.

Este año Volkswagen Driving Experience presenta nuevos cursos como el Race Tour Fast Track. ¿Qué nos puedes contar de todas estas novedades y de cómo sigue creciendo la escuela?

El objetivo es siempre incorporar novedades para dar algo nuevo a nuestros clientes. Ahora, hemos incorporado el Race Tour Fast Track, que es un curso de dos horas, a la medida del cliente. Además, su precio es muy bueno, desde 75 euros si eres propietario de un Volkswagen.

En este curso puedes elegir entre varias modalidades: eléctricos + off-road, eléctricos + pista u off-road + pista. No es un curso tan intenso como puede ser la Escuela R, pero si es un aperitivo de lo que se puede hacer. Nuestra Escuela ID. de coches eléctricos juega un papel muy importante. ¿Por qué? Porque hay que interpretar cómo se conduce el coche eléctrico. No necesitamos volver a sacarnos el carnet de conducir, pero hay que conocerlo.

Por otro lado, también tenemos la novedad de la Escuela One to One, que está abierta todo el año. El instructor analiza la forma de conducir del cliente e imparte una clase a su medida, para corregir errores e incrementar su seguridad.

¿Crees que es posible alcanzar el objetivo 0 víctimas en la carretera?

Yo creo que sí. No es fácil. Es un objetivo tremendamente exigente, pero es que los objetivos deben ser así: exigentes, pero realizables. Tardaremos tiempo, pero en el año 1989, fallecieron 5.940 personas en accidentes de tráfico. En el último año, 2019, debido a que 2020 es un año atípico por la pandemia, fueron 1.098 víctimas en la carretera.

Hemos bajado mucho y la tendencia continua ese camino. Cada vez será más difícil, pero tenemos que seguir marcándonos ese exigente objetivo porque si no, no llegaremos nunca.

Y en este proceso de alcanzar 0 víctimas, ¿el papel de la formación vial es clave?

Totalmente. Por ello, es tan importante que ahora se plantee que con los cursos de conducción se puedan recuperar puntos del carnet. Es mucho más eficaz ir a un entorno seguro, como es un circuito, que haya expertos que te expliquen de forma teórica la seguridad vial, quitar esos vicios malos, salir a pista y rodar con una persona al lado.

Este proceso es más eficaz que tener una charla (qué también funciona). Por ello, este paso de la DGT me parece magnífico.

Si tomamos como referencia los inicios de Volkswagen Driving Experience hasta nuestros días, ¿cuáles han sido los principales cambios que ha habido entre los conductores?

De entrada, los coches han tenido una gran evolución tecnológica. En el año 2000, no hace tanto, los coches tenían tres, cuatro, cinco asistentes de media. Hoy tienen 30 o 40. Por lo tanto, han mejorado mucho.

Uno de los errores más comunes, que nosotros intentamos quitarle a todos los clientes que pasan por la escuela, es que la gente no frena correctamente. Hay una estadística que dice que solo el 5% de las personas que ha tenido un accidente han frenado bien.

Hoy en día tenemos el ABS, que evita que el neumático se bloquee. Ante una situación de emergencia siempre hay que frenar a tope. Y siempre mirar a la escapatoria, no al problema. Por ello, si vas a 100 km/h es posible que choques, pero si frenas correctamente, ese accidente puede producirse a 40 km/h.

Utilizar el móvil al volante o ingerir alcohol han sido una lacra al volante. No obstante, la tendencia dice que hay una mayor conciencia sobre tomar alcohol que utilizar el móvil al volante. ¿Crees que algunos conductores no son conscientes de este peligro?

Seguro que no. Yo tengo dos hijos, uno de 30 y otro de 27 años, y he visto cómo hay una mayor concienciación con beber alcohol y conducir. Sin embargo, es muy triste pensar que el 90% de los conductores utiliza el móvil mientras conduce. Desde Volkswagen siempre decimos que no hay nada tan urgente como para no poder esperar a llegar a tu destino y, así, no poner en riesgo tu vida ni la de los demás.

Yo siempre le digo a los clientes del Driving Experience que, por favor, no utilicen el teléfono mientras conducen. Las distracciones ya son la primera causa de muerte en nuestras carreteras, por delante de la velocidad y el alcohol. Hay que evitarlo y ser muchos más responsables. Incluso, como peatones a la hora de cruzar por el paso de cebra.

¿Qué le diría Luis Moya a aquellos jóvenes que acaban de sacarse el carnet de conducir o están en el proceso de obtenerlo?

Que vengan a un curso de conducción. Porque además de aprender, son divertidísimos. Es muy importante que estos chicos jóvenes aprendan a controlar situaciones de riesgo, ya que en el futuro llevarán a gente a su cargo e, inevitablemente, son situaciones que vivirán con total seguridad.

La autoescuela enseña a conducir y nosotros a circular. No son caros porque están subvencionados por Volkswagen y hay que pensar que se está invirtiendo en seguridad, que es fundamental.

¿Crees que la formación vial debería impartirse en los colegios como una asignatura más?

Probablemente sí. No digo todos los días, ni todas las semanas, pero sí tener alguna clase con cierta frecuencia. Incluso, llevar a chicos con 16, 17 años a un circuito y darles y a un curso de formación vial no estaría de más. Seguro que sería positivo.
 

Tyrol

Administrador
Miembro del equipo
Clave personal

¿Echas de menos la competición?


No, no la echo de menos. Yo competí durante muchos años y conseguí lo que nunca imaginaba. Fueron 15 años profesionalmente con Carlos (Sainz), aunque comencé en 1983. Me encantó y, de hecho, todavía me apetece hacer algún rally con Carlos porque hablamos con mucha frecuencia y nos apetece hacer una carrera juntos.

Desde tu retirada en 2002, ¿tuviste oportunidad de volver a correr el Mundial de Rallyes?

No, porque después estuve ligado al Mundial en otros roles. Con Volkswagen, estuve trabajando como Embajador de la marca. Por ello, antes de la pandemia siempre me gustaba ir a una o dos citas del calendario para ver a los buenos amigos que todavía guardo. Con Carlos he estado en algunas carreras de clásicos y ha sido una experiencia muy divertida.

¿Qué es el deporte para Luis Moya?

Una forma de vida muy sana. Me encanta hacer deporte. Es cierto que hay días que no voy con el mejor de los ánimos, pero la ducha de después me sienta de maravilla. De hecho, suelo hacer deporte dos veces al día. Al final, es una hora y veinte minutos de ejercicio al día.

Me mantiene bien mentalmente y físicamente me encuentro bien. Al final, mi idea en la vida es llegar lo más lejos posible en el mejor estado posible. Quiero estar con 80 años haciendo ejercicio, ojalá lo consiga.

¿Y la competitividad?

La competitividad no la puedo evitar. Soy tremendamente competitivo. De hecho, después de competir en rallyes, comencé a hacer triatlón, hice competiciones nadando, crucé el estrecho de Gibraltar nadando… soy muy competitivo.

Intento siempre hacerlo lo mejor posible. Si puedo adelantar a alguien lo haré, cuantos menos me ganen mejor. Eso no lo puedo evitar. Es mi forma de ser y también lo aprendí con Carlos, porque si yo soy competitivo, no te quiero explicar nada cómo lo es él. Además, competir es bueno, hacer las cosas bien, mejor que el resto, pero sin dar codazos a los demás.

Alguna anécdota que puedas contarnos del Volkswagen Driving Experience

Hubo una anécdota que me llamó muchísimo la atención. En el Jarama, vino una pareja a hacer un curso. Ella tenía carnet, pero tenía pánico total a ponerse al volante de un coche. Yo que soy muy hablador, me contó lo que le pasaba. De hecho, es una enfermedad llamada Amaxofobia.

Entonces, esa mañana me marqué el objetivo de conseguir que se subiese a uno de nuestros Volkswagen. Finalmente, lo conseguí. No en el circuito, pero sí en el paddock. Me monté con ella y la dije: “Tranquila, que yo estoy a tu lado y no va a pasar nada”. No sabes la satisfacción que me produjo ver cómo conducía el coche. Son experiencias muy gratificantes.

Fuente: Volkswagen
 
Arriba Pie